Cáncer

Cuando las células normales se lesionan o envejecen, mueren por apoptosis, pero las células cancerosas evitan la apoptosis.
Cáncer es una enfermedad en la que el organismo produce un exceso de celulas malignas y estas producen rasgos de un crecimiento incontrolado (crecimiento y división más allá de los límites, invasión y a veces metástasis) cuando se esparce por todo el cuerpo vía linfática o sanguínea. Estas tres propiedades diferencian a los tumores malignos de los benignos, los cuales son limitados, no invaden o producen metástasis. La mayoría de cánceres forman tumores, pero algunos como la leucemia no lo hacen.
El cáncer puede afectar a personas de todas las edades, inclusive a los fetos, pero el riesgo para los tipos más comunes incrementan con la edad. El cáncer causa cerca del 13% de todas las muertes. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer, 7.6 millones de personas murieron de cáncer en el mundo durante el 2007.
Casi todos los tipos de cáncer son causados por anormalidades en el material genético de células transformadas. Estas anormalidades pueden ser efectos de carcinógenos, como el humo de tabaco, radiación, químicos y agentes infecciosos. Otras anormalidades que pueden producir cáncer son adquiridas por errores en la replicación del DNA, o son heredadas, y por consiguiente se presentan en todas las células desde el nacimiento. Existen complejas interacciones entre el material genético y los carcinógenos, lo cual explica porqué algunos desarrollan cáncer después de la exposición a carcinógenos. Nuevos aspectos de la genética de la patogénesis del cáncer, como la metilación del DNA Y microRNAs están siendo últimamente reconocidas como importantes.
Las anormalidades genéticas encontradas en cáncer, tipicamente afectan a dos tipos de genes. Los oncogenes son activados en las células cancerígenas, dándoles nuevas propiedades como crecimiento y división hiperactivos, protección contra la muerte celular programada, pérdidas del respeto de los límites de los tejidos, interacción con celúlas de protección del sistema inmunitarios.
El cáncer es generalmente clasificado de acuerdo con el tejido a partir de la cual las células cancerosas se originan, el tumor primario, así como el tipo normal de las células que más se asemejan. Un diagnóstico definitivo usualmente requiere una examinación histológica, aunque las primeras indicaciones de cáncer pueden ser dadas por síntomas o radiografías. Muchos cánceres pueden ser tratados y algunos curados, dependiendo del tipo, la localización y la etapa en la que se encuentra. Una vez detectado se trata con la combinación de cirugías, quimioterapia y radioterapia.Según investigaciones, los tratamientos se especifican según el tipo de cáncer. Ha habido también un significante progreso en el desarrollo de medicinas que actuan especificamente en anormalidades moleculares de ciertos tumores y minimizan el daño a las células normales.El diagnóstico de cáncer en pacientes es mayormente influenciado por el tipo de cancer, así como la etapa, o la extensión de la enfermedad. Además, la clasificación histológica y la presencia de marcadores moleculares específicos pueden ser también útiles en el diagnóstico, así como para determinar tratamientos individuales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: