El oso Paddington cumple 50 años

Hace medio siglo se publicó el primer cuento infantil de este oso que llegó a Londres procedente de Perú.
Cuando el escritor Michael Bond, de 83 años de edad, habla del oso Paddington es como si estuviera hablando de una persona.
“No sé bien cómo es que llegó desde Perú a Inglaterra y a la estación de trenes de Paddington, en Londres. En ese lugar fue donde, junto a unos grandes sacos de correo, lo encontró la familia Brown”.
“En el abrigo que Paddington traía puesto había una etiqueta que en letra grande y clara decía: ‘Por favor cuide a este oso. Gracias’ y en el reverso se leía: ‘Paddington, del lejano y misterioso Perú'”.
Desde su aparición, Paddington se ha convertido en uno de los personaje más famosos de los cuentos infantiles en Gran Bretaña.
Sus libros han vendido más de 35 millones de copias y han sido traducido a más de 40 idiomas. Uno de ellos, el español.
Nuevas travesuras
“Durante estos últimos 50 años, Paddington se ha mantenido igual. Eso es lo bueno de los osos”, dijo Bond. “Más bien, el que ha envejecido soy yo”.
A pesar de eso, el autor sigue escribiendo todos los días y acaba de publicar el libro, “Paddington Here and Now” (“Paddington: aquí y ahora”), para conmemorar el 50º aniversario de la aparición del personaje.
En la literatura infantil, Paddington es famoso porque siempre se mete en problemas pero al final todo sale bien.
En este último libro de cuentos Paddington no ha cambiado pero todo sucede dentro del contexto actual del mundo lo cual complica las cosas: la grúa se lleva su auto cuando se va de compras al barrio de Nottinghill.
Cuando va a reclamar el vehículo, Paddington es detenido por la policía por no portar sus documentos. “Algo que no habría pasado hace unos años”, señaló Bond.
Para celebrar el aniversario, la Embajada de Perú en Londres hizo una pequeña ceremonia donde el embajador Ricardo Luna le entregó a Michael Bond un pasaporte peruano que contenía la foto y la huella digital del oso Paddington, lo cual hace que tenga doble nacionalidad.
Bond señala que en los cuentos de Paddington refleja mucho como eran sus padres. “Conociendo a mi madre, ella habría recogido al oso de la estación para llevárselo a la casa. Mi padre, que era funcionario público, habría estado nervioso pensando que incumplía la ley”, reflexionó Bond.
Además, “Paddington tiene más de mi padre que de mí porque él era torpe con las manos, poco práctico pero sumamente correcto, al punto de que nunca salía a la calle sin sombrero para poder saludar a la persona con la cual se cruzaba”.
Paddington vuelve a Perú
Bond se inspiró para escribir el primer cuento en un oso de peluche que le había comprado a su primera esposa en una Navidad de los años 50. Así fue que descubrió que en Perú había osos y al no saber mucho del país lo imaginó como “un lugar desconocido, misterioso, donde probablemente no había mucha gente”.
Con el tiempo Bond ha leído mucho sobre Perú pero aún no ha viajado allá. “No creo que alcance a ir”, dijo el octogenario escritor.
El que sí ha vuelto es el propio Paddington, que viajó en el 2001 con el actor inglés Stephen Fry a hacer un documental sobre su origen y además se aprovechó la ocasión para iniciar una campaña con el propósito de salvar el único tipo de oso en América Latina: el osos anteojo.
Dentro de la sociedad británica, la imagen de Paddington es de solidez. Hace unos años, una empresa fabricante de refrigeradores lo utilizó para un comercial diciendo que el oso no compraría el producto si no fuera de calidad.
Todo tipo de cosas
Además, “a Paddington le han pasado todo tipo de cosas que nunca imaginé cuando escribí ese primer cuento hace 50 años”, expresó Bond con sorpresa.
En 1994, cuando se iba a inaugurar el Eurotúnel, entre Inglaterra y Francia, los británicos votaron para que Paddington fuera el primero en cruzar el Canal de la Mancha a bordo del tren.
Años después, una tripulación de una línea aérea australiana le pidió a Bond, que se encontraba a bordo, que dejara ir a Paddington a la cabina para fuera él que condujera el aterrizaje.
Recientemente el personaje volvió a estar en los titulares de los periódicos cuando los comensales en un almuerzo con el líder del Partido Conservador, David Cameron, se dieron cuenta que había 13 personas sentadas a la mesa.
Eso, según las costumbres es mala señal, así que en tono de broma el dueño del restaurante trajo un oso Paddington que tenía en el local y lo sentó a la mesa con los políticos.
“La gente le habla y lo trata como si fuera una persona de verdad”, dijo el escritor “y esa es una gran ventaja.
“Los osos tienen esa cualidad, que uno les puede contar los secretos y sabe que no se lo van a decir a nadie más”, aseguró.
A Bond este oso lo ha asegurando económicamente de por vida. Al punto de que pudo dejar, hace muchos años, su trabajo como camarógrafo en la BBC y además dedicarse a escribir otras cosas “por placer”, puntualizó el autor.BBC Mundo.com – Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: