España vence a Suecia sobre el final y avanza

imprimir

INNSBRUCK, Austria – David Villa fue de nuevo el salvador de España, que parecía abocada a un empate, al marcar en el tiempo de descuento el segundo tanto de la selección española, el del triunfo, que pone al equipo en la lanzadera de los cuartos de final.

El 7 de España volvió a resultar milagroso para la “Roja”. Expiraba el duelo cuando un despeje de Joan Capdevila fue a parar a la botas del asturiano, que se deshizo de Hansson y fusiló a Isaksson, provocando el delirio de la hinchada española.
Torres y Villa fueron los autores de los tantos de la victoria. (Martin Rose / Getty Images)
Empezó España jugando bien y Suecia mal. Desde el pitido inicial, La selección se ajustó a los esperado, teniendo en cuenta el estilo de juego de los nórdicos, viejos conocidos al ser rivales de los hombres de Luis Aragonés en la fase de clasificación.
Suecia depende, fundamentalmente, de sus dos puntas. A Zlatan Ibrahimovic y a Henrik Larsson les buscan constantemente sus compañeros con balones largos, especialmente al delantero del Inter de Milán.
Por eso era España la que tenía la posesión del balón. Los de Aragonés expusieron sobre el césped del Tivoli Neu el juego de toque con un Xavi Hernández que inició el duelo pletórico, echándose al equipo a sus espaldas.
Hasta que llegó el tanto de Fernando Torres, fue Xavi el que dirigió a España. El centrocampista del Barcelona, que fue sometido por los suecos a un marcaje zonal, se ofrecía una y otra vez en busca de la bola y la movía de un lado a otro haciendo funcionar con efectividad la máquina española.
Tuvo para ello el azulgrana la estrecha colaboración de su compañero de equipo Andrés Iniesta, encargado de ejecutar el último pase, y Marcos Senna su escudero en la parcela ancha. Estuvo el hispano brasileño pendiente de todo. De cortar y de pasar.
Era todo bonito para la “Roja”, que tenía a Suecia acorralada, sin saber cómo salir del dominio al que le sometía el rival hasta que llegó el tanto de Torres (m.15). El nueve del Liverpool desvió lo justo un centro de David Silva y el balón se tocó la red de Andreas Isaksson.
Era el 1-0 y el justo premio al mejor juego español. Pero el duelo dio un vuelco inesperado. Xavi recibió una fuerte entrada de Anders Svensson, que le clavó los tacos en la rodilla, y el barcelonista comenzó a desaparecer del partido, y con él España, que sufrió, además, la baja por lesión de Puyol, que fue sustituido por Raul Albiol.
Suecia tomó la posesión del esférico y con ello irrumpió la figura de Zlatan Ibrahimovic, que encaró el envite medio tocado en una rodilla.
España se había fugado del encuentro y Suecia cocinaba el empate, que firmó el gigante de Malmoe en el minuto 34, culminando una perfecta combinación escandinava. Daniel Andersson cambió con maestría de banda el balón, de izquierda a derecha; Fredrik Stoor lo recogió y se lo envió con la misma eficacia a Ibrahimovic dentro del área.
Zlatan se deshizo de Sergio Ramos, que erró en la marca, y Casillas completó el despropósito no atajando un balón que entró en su arco con lentitud.
Pudo España adelantarse en el marcador si el árbitro hubiese sancionado un más que posible penalti de Elmander a Silva, pero el partido llegó al descanso con Suecia con mejor ánimo.
Perdió Suecia a Ibrahimovic, al que Lagerback no quiso forzar, en el segundo acto, y Aragonés decidió dar un giro a un equipo que había iniciado el período plano.
Cambió Luis a Xavi e Iniesta por Cesc y Cazorla. Era la ocasión de Cesc, que se vio en el campo con la responsabilidad de mandar sin Xavi en el campo, como a él le gusta, circunstancia que le ocurrió por primera vez en la selección.
Y España recuperó el mando, aunque con el consentimiento de los suecos, que con el empate se resguardaron de nuevo atrás. Pudo marcar España. Villa, Silva y Torres estuvieron a punto de hacerlo en una misma jugada y Senna probó fortuna con disparo lejano poco después.
Si llegaba el gol, éste tenía que ser de España. Suecia sin Ibrahimovic no era lo mismo. Los escandinavos solo se preocupaban de defender un valioso empate, pero no lo consiguieron. Villa rescató a España y confirmó que es, de momento, su principal valor.
Ficha técnica:
2 – Suecia: Isaksson; Stoor, Mellberg, Hansson, Nilsson; Elmander (Sebastian Larsson m. 78), Andersson, Svensson, Ljungberg; Henrik Larsson (Kallstrom m. 86) e Ibrahimovic (Rosenberg m. 46).
1 – España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Puyol (Albiol m.23), Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta (Cazorla m 58), Xavi (Cesc m. 58), Silva; Villa y Fernando Torres.
Gol: 1-0: m.15, Torres. 1-1: m.34, Ibrahimovic. 2-1: m. 90+2, Villa
Arbitro: Pieter Vink (HOL). Enseñó tarjeta amarilla a Marchena (m.52), Svensson (m. 54)
Incidencias: Primer partido de la segunda jornada del grupo D de la Eurocopa, disputado en el estadio Tivoli Neu de Innsbruck. Lleno (30.000 espectadores). Presenciaron el partido desde el palco Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el deporte español, y Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: