Colombia recordó a diputados asesinados por las FARC hace un año

Colombia recordó este miércoles con diferentes actos públicos, el primer año del asesinato de 11 ex diputados, de un grupo de 12 que fueron secuestrados en 2002 por la guerrilla de las FARC, en tanto que familiares de Sigifredo López, el único sobreviviente, pidieron pruebas de que está vivo.
Los 11 diputados murieron a manos de sus captores cuando al parecer creyeron que eran atacados por el ejército, en lo que resultó un intercambio de disparos entre los mismos guerrilleros, según la versión detallada en correos supuestamente encontrados por las autoridades colombianas en el computador de Raúl Reyes, número dos de las FARC muerto el 1 de marzo.
López logró sobrevivir porque se encontraba sancionado y había sido llevado a otro lugar.
La dirigencia de las FARC sólo reveló el hecho 10 días después en un comunicado, en el que aseguró que los cautivos murieron durante un “fuego cruzado” con “un grupo militar sin identificar”.
El grupo de políticos de la Asamblea del departamento de Valle, fue secuestrado en una operación militar realizada por los rebeldes en pleno centro de Cali (capital de Valle, 500 km al suroeste de Bogotá), cuando se encontraba sesionando.
Precisamente Bogotá y Cali fueron las ciudades en donde este miércoles se concentraron las principales ceremonias religiosas y públicas en memoria de los diputados.
A las mismas concurrieron algunos de los políticos que estuvieron en poder de las FARC durante varios años y fueron liberados entre enero y febrero al presidente venezolano Hugo Chávez.
En la capital, el alcalde Samuel Moreno, presidió un acto público en la céntrica plaza de Bolívar, en la que fueron ubicadas 11 palmas de cera, cada una con la foto de los políticos muertos, así como velas y mensajes recordatorios.
Mientras tanto en Cali, en un mensaje horas antes de una ceremonia religiosa, el presidente Alvaro Uribe abogó porque se elimine en Colombia ese “abominable delito del secuestro”.
El mandatario recordó que un análisis forense internacional determinó que los diputados “fueron asesinados, tirados en el suelo, muchos de ellos con un tiro a corta distancia, de la manera más aberrante, de la manera más humillante”.
También en Cali, el ministro español de asuntos exteriores, Miguel Angel Moratinos, dijo que el único camino que le queda a las FARC es “deponer las armas” y liberar a los rehenes que mantienen en su poder.
“Hoy día las FARC están cada vez más débiles, y lo único que les queda por hacer es deponer las armas”, dijo Moratinos a periodistas.
Patricia Nieto, esposa del único sobreviviente, Sigifredo López, abogó por su pronto regreso a la libertad, o al menos por una prueba de vida.
“La muerte no es aceptable. Hay que luchar hasta lo último”, dijo Nieto tras recordar la agonía que siente cada vez que suena el teléfono. “Es una incertidumbre total, una impotencia que cada vez parece que nos consume más”, dijo.
Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen en su poder a decenas de secuestrados, entre ellos la ex candidata presidencial colombo-francesa Ingrid Betancourt, tres estadounidenses, varios políticos y decenas de militares y policías.
El grupo rebelde busca canjear a 39 de ellos por unos 500 guerrilleros presos, para lo cual exigen la desmilitarización de dos municipios del suroeste colombiano, que el gobierno rechaza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: