¿Están preparados los españoles para el debate energético?

Los últimos de Europa en conocimientos sobre energía nuclear
A pesar de la fuerte oposición, un 57% aprueba las centrales francesas
La mayoría defiende subvenciones del Gobierno contra el cambio climático
Pocos aprobarían pagar nada por defender el medio ambiente
Los españoles prefieren que las centrales nucleares estén en Francia, como esta de Saint-Paul-les-Trois-Chateau. (Foto: AFP)
JAVIER GONZÁLEZ
Madrid.- El sector energético es uno de los grandes cimientos que soportan la estructura de todo un país. Sin combustible las fábricas no funcionan, las ciudades se quedan a oscuras y los mercados acaban desabastecidos de mercancías porque no arrancan los vehículos de transporte.
La dependencia energética española del exterior es significativa. De las centrales nucleares francesas se importa electricidad, y de África y Oriente Próximo llegan el gas y el petróleo que consumen a diario más de 45 millones de españoles para cuestiones tan básicas como cocinar sus alimentos.
Sin embargo, “los conocimientos sobre energía de los españoles son muy flojos”, según los datos que han podido recabar Juan Carlos Rodríguez y Víctor Pérez-Díaz en el estudio ‘Energía y Sociedad’ del Club Español de la Energía.
“Si no preguntas directamente, nadie te cita la dependencia energética como uno de los problemas principales en España”, agrega Rodríguez al incidir en otra prueba de la poca importancia de la energía en la opinión pública. Algo destacable porque “si se pregunta a propósito sobre ello sí te dicen que es muy importante”.
Por ejemplo, muchos ciudadanos consideran que las fuentes energéticas solar y eólica son las más baratas, cuando en realidad son las más caras en la relación entre costes y producción. Y pocos saben que el carbón es, junto con el petróleo, la principal fuente de energía española, “aunque muchos piensen que es algo del siglo XIX”, destaca Rodríguez.
“La buena imagen de las renovables se debe a la publicidad que reciben y que a primera vista, con conocimientos de economía de andar por casa, parecen mas baratas porque el Sol y el viento siempre están ahí”, argumenta Rodríguez.
“La energía solar es la más sobrevalorada. Hoy por hoy, es mucho más cara que la generada con viento”, afirma Rodríguez, quien recalca la dependencia de las horas de Sol y los costes de los paneles para atribuir a la eólica un papel más importante.
“Está muy claro que hoy en día la principal fuente de energía es el petróleo. Puede agotarse en cincuenta años y la tecnología solar será más barata, pero se debe plantear el debate en el presente”, agrega.
Los que más fallan en la cuestión nuclear
Los españoles están a la cabeza en la negativa europea a la energía nuclear. Según un informe de la Comisión Europea, un 71% del país se mostró en contra en 2005 frente al 55% de la media europea. Sin embargo, también son los que más fallan al responder las preguntas básicas sobre este sector.
Apenas un 9% de los españoles sabe que no todos los residuos radiactivos son peligrosos (Puesto 15 de los entonces 25 países de la Unión Europea); un 69% acierta al decir que los centros de investigación producen residuos radiactivos (19); y apenas un 25% acierta al decir que es falso que los residuos radiactivos se producen en cantidades similares a otros residuos peligrosos (29).
Por otra parte, es posible encontrar cierta “hipocresíaŽy oportunismo” en los españoles, señala Rodríguez, porque están en contra de la energía nuclear en España, pero un 57% de la población se muestra a favor de comprar este tipo de energía a Francia.
Conciencia ‘verde’ si no toca el bolsillo
La conciencia ‘verde’ está muy extendida entre los españoles. Tres de cada cinco confían en los ecologistas para estar informados sobre los riesgos medioambientales, una cifra cercana a los dos tercios que depositan su confianza en los científicos (ambos grupos no son excluyentes).
Sin embargo, muchos menos ciudadanos están dispuestos a hacer sacrificios para proteger el planeta. Según el estudio, menos de un 5% de los consultados pertenece a una asociación creada en defensa del medio ambiente; sólo un 11% han dejado aparcado el coche en alguna ocasión en el último año por conciencia ecológica; y menos del 10% está dispuesto a pagar un 10% más por su factura eléctrica si procede de fuentes renovables.
Es cierto que dos tercios de los españoles ocupados están dispuestos a pagar una semana de sus ingresos para solventar el calentamiento global, pero la mayoría de los consultados prefiere delegar en el Gobierno. Un 50% prefiere que el Estado subvencione a las empresas para que produzcan energía con fuentes renovables, y más de un 60% apoya que existan subvenciones para electrodomésticos ‘verdes’. Sin embargo, apenas un 10% apoya pagar impuestos ecológicos en conceptos como la gasolina.
fuente: elmundo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: